home > Chiese > Iglesia de Santa Maria del Buonconsiglio

Iglesia de Santa Maria del Buonconsiglio

Piazza Santa Maria del Buonconsiglio - 6010 - 70122
Comienzo de la construcción Siglo IX-X
uso actual Iglesia
Después de haber recorrido por completo la muralla de Bari hacia el Norte, se entra en el casco antiguo y se descubren los callejones estrechos que conducen a la Piazza de Santa Maria del Buonconsiglio, una de las esquinas más pictorescas de la ciudad vieja. Derribada en los años Treinta, através de una obra de restauración que pretendía sacar a la luz el lado “románico” de la ciudad de Bari, hoy quedan columnas romanas con sus capiteles coritios y una pavimentación de tacos polícromos, elementos procedentes de la un iglesia bizantina, en origen un edificio de tres naves y absides. La iglesia era conocida entre los historadores locales por sus procedencias legendarias, en efecto, se cuenta que surgió tras un debate ocurrido entre los Baresi y los Bizantinos, terminando con un homicidio en el año 946; los Baresi se oponían a la decisión que los Bizantinos tomaron de permitirse el derecho de acompañar a las novias al altar. La mala recomendación que llevó a un derramiento de sangre conduciría a una tregua, la del “buon consiglio” (buen consejo) que da el nombre a la iglesia. La estructura de la iglesia tiene origenes muy antiguas. Unos descubrimientos realizados en los años ochenta del siglo XX, de hecho revelaron que las estructuras se remontaría al periodo entre los siglos X y XII (que son probablemente las fases de construcciones). Estas investigaciones arqueológicas sacaron a la luz pruebas que atraviesan casi cada época histórica, recorriendo toda la historia de la ciudad desde la Edad de Bronce hasta la Edad Media.
Comienzo de la construcción Siglo IX-X
edificios anteriores cabaña del siglo XVI-XV a.C.
La iglesia fue construida entre finales del siglo IX y la mitad del siglo X, fecha confirmada por el descubrimiento de monedas de los emperadores bizantinos Teófilo (829-842), Basilio (867-886), León VI (886-912) y Costantino VII (913-959). La estructura es de tres naves divididas por pilares y toda la superficia de la iglesia está cubierta por una pavimentación musivaria de tacos polícromos estructurado por cuadros con motivos distintos (losanges, rombos, espinas de pez, flores de seis pétalos, tablero, retículos), procedentes de la total restructuración que afectó al edificio entre el siglo XI y XII. Desde la antigua pavimentación musivaria del siglo X, permanecen algunos tacos. Gracias a un ensayo estitográfico se han podido remontar las fases arqueológicas precedentes del siglo IX, hasta la Edad del Bronce. De hecho, se ha descubierto la base de una cabaña construida de piedras calizas y arcilla del siglo XVI-XV a.C. (hoy no visible).
El edificio religioso había cubierto una serie de sepulcros almedieval, cuyas tumbas enterradas habían sido perjudicadas por la construcción de una galeria-cisterna. Una segunda serie de sepulcros repartido en dos niveles, medieval y altomedieval, se extendía en la parte trasera del ábside, con casi veinte tumbas enfosada o de caja, algunas de ellas llenas de ajuares (cerámicas, monedas, hebillas y objetos). La presencia de dos sepulcros testimonia la riqueza de la instalación religiosa y marca el inicio de la expansión de la ciudad hacia el exterior (Lavermicocca).
Despues de la reconstrucción del edificio en el siglo XII, no se dieron a conocer otras noticias hasta 1560, año en el que la iglesia empezó a hospedar a las monjas agustinianas, llamadas “del Rocchetto”, y además un Monte de Piedad, para sustentar a las huerfanas, istituido por la reina Bona Esforza. Durante la muerte de la Reina, fueron donados mil escudos al orfanato con el fin de cubrir la dote de diez chicas de la estructura. Después de 1824, la iglesia fue abandonada hasta la su fecha de demolición ocurrida en 1939. Dentro de la iglesia se veneraba a la Virgen de los Ángeles, representada en un fresco del siglo XVI-XVII, del que queda solo una reproducción.

Hoy la iglesia de Santa Maria del Buonconsiglio se presenta como un espacio abierto, en cuyo interior se levantan ocho columnas de piedra, cuatro por lado, alineados simétricamente con respecto al eje central. En el eje transversal hay un pilar central de forma rectangular en el que se adosan dos semicolumnas con una base adornado con molduras, y los restos de un ulterior pilar de forma incierta, en posición simétrica con respecto al primero. Ésta es la instalación de un edificio de culto que se encuentra entre las iglesias románicas del siglo XI, como en la Basílica de San Nicolás y en las iglesias de San Gregorio y della Vallisa. La Iglesia de Santa Maria del Buonconsiglio es un edificio absidal, de tres naves hoy todavía visibles gracias a las excavaciones arqueológicas y a las restauraciones de 1983 que han sacado a la luz totalmente el área, dejando aflorar las pavimentaciones de tacos y muros perimetrales. Soportan solo seis de las ochas columnas compuestas por capiteles corintios despojados y de hojas, que recuerdan las que se encuentran en el patio del Castillo Suevo, probablemente pertenecientes justo a las primeras dos columnas de la Iglesia de Santa Maria del Buonconsiglio.

Antes de ser restaurada en 1983, la imagen de la plaza se deterioró por causa de la inclusión de aceras y un aparcamiento. Sin embargo, las noticias relativas a la iglesia en los escritos del histórico Antonio Beatillo (Historia di Bari, 1637) y la adoración de la población de una antigua imagen de la Virgen de la que queda poco, dejan presumir la importancia del edificio de culto en el contexto de la construcción religiosa del casco antiguo.

Se empezó así una exploración arqueológica previa de la restauración realizada por la Soprintendenza ai Beni Ambientali, Architettonici, Artistici e Storici della Puglia (Superintendencia de los Bienes Ambientales, Aquitectónicos, Artísticos e Históricos de Apulia) que permitió el descubrimiento de tres niveles de pavimentación de la iglesia, correspondientes a la primera instalación de la iglesia de tres naves con pilares. Las pavimentaciones musivarias están formadas por artesones polícromos de mármol mixto a ceràmica, acercadas en regulares motivos geométricos. Unas décadas después, fue levantado el nivel de pisada a 15 cm, siempre manteniendo la pavimentación del mismo tipo y de calidad igual a la original. La segunda fase del siglo XII, es la más relevante porque la pavimentación (descubierta 80 cm más abajo que la superficia de la carretera actual) está formada por teselas calizas y de márml de 12x12 cm y 10x10 aproximadamente, con adornos combinados de manera que recubren toda la nave central. Se trata de una reestructuración en la que los pilares originales fueron desplazados por columnas y capiteles despojados. En fin, en la tercera y última fase del siglo XVII-XVIII se puede ver por una capa a 50 metros de la superificie de la carretera, formada por muros perimetrales que afloran junto a los restos de pilares de la nave central y una pavimentación de azulejos de cemento arruinados. Una investigación realizada sobre la mampostería testimonia la presencia de antiguas lesenas enlucidas que probablemente constituían no solo el conjunto decorativo barroco sino también la cobertura de las bóvedas de las naves laterales. Se trata de una importante reestructuración de la iglesia que favoreció la permanencia de las monjas “Rocchettine” hasta 1824, año en el que la iglesia se quedó en estado de abandono hasta su derribo en 1939. Gracias a las restauraciones de 1984, volevieron a brillar las pavimentaciones, fueron fortalecidos los muros y las columnas mediante armaduras de acero inox y fue repristinada la red de carreteras alrededor de la iglesia.

Durante las excavaciones bajo de iglesias, fue renovado el sepulcro altomedieval, formado por tumbas enterradas, perjudicadas por una cisterna edificada por Bartolomeo de Risi, como testimonia un epígrafe posicionado en el muro perimetral de la iglesia, orginariamente colocado en la puerta del edificio de culto. Además, hay otra serie de sepulcros, detrás del ábside, con más de veinte tumbas enterradas y de caja, donde algunas de ellas contienen objetos de ajuar funerario. La presencia de estos dos sepulcros es la huella de una instalación religiosa que alcanzó su cumbre en el siglo X-XI. Un ulterior motivo de interés por este lugar fue el descubrimiento ocurrido detrás del ábside, durante las excavaciones del 1983, de una cabaña de forma circular de la Edad de Bronce. Este descubrimiento une esta zona a la contigua de San Pedro y convirtiendo esta parte urbana, a la extremidad de la península donde surgió la ciudad, como uno de los primeros puntos ocupados desde la primera instalación. Los restos de la cabaña no son actualmente visibles porque se fueron nuevamente recubiertos al término de la excavación.

Se conoce muy poco de la iglesia, una vez llamada Santa Maria del Popolo, luego convertida en Santa Maria del Malconsiglio y en fin Santa Maria del Buonconsiglio. La mención extraída por una crónaca de Lupo Protospata relativa a los “Vespri baresi”, describe la insurrección antibizantina de los ciudadanos de Bari contra la pretensión de los griegos de acompañar a la iglesia a las novias de los ciudadanos locales (Beatillo). La rabia reprimida de los jóvenes novios y de sus parientes llevó a una violenta revuelta contra los bizantinos, con baños de sangre en las columnas de Santa Maria. La ribelión fue plasmada ante un templo sagrado por la inscripción de nuevas reglas de convivencias. No se sabe si fue verdad lo que ocurrió, sin embargo, lo que sí se sabe es que fue testigo de un contexto histórico-social de la época y la repercusión que tenían las distintas etnías presentes en el tejido social de la ciudad.
Incluso, es interesante lo que se describió en una inscripción presente entre los muros alrededor de la iglesia, relativo a la obra generosa de Bartolomeo de Risio: en 1511 hizo construir una cisterna donde recoger el agua para saciar la sed de los pobres locales, oprimidos por los veranos calurosos. El texto describe también la modalidad de uso del agua, lo que tambíen fue transmitido por los escritos de Beatillo.


Cómo llegar a Bari
airport Aeropuerto  

Desde Viale Enzo Ferrari seguir en dirección de Strada Provinciale 204/Viale Gabriele d’Annunzio/SP204.Tomar Viale Europa, SS16, Via Napoli y Corso Vittorio Veneto hacia Via Venezia en Bari. Continuar por Via Venezia y Largo Papa Urbano II hasta Piazza S. Nicola.

motorway Autopista  

Desde el punto de peaje Bari Sud de la autopista A14, tomar E843, Viale Giuseppe Tatarella, Sottovia Giuseppe Filippo, Via Brigata Regina y continuar por Corso Antonio de Tullio hacia Via Venezia en Bari. Continuar por Via Venezia y Largo Papa Urbano II hasta Piazza S. Nicola.

other transportes  

Cerca de Largo Abate Elia llegan las líneas de autobús AMTAB A (zona de estacionamento Piazza Massari)- 2/-10-12/-35.

park aparcamientos  

Lungomare Imperatore Augusto-Area Parcheggio Museo Archeologico

Questo sito utilizza cookie. Scorrendo questa pagina, cliccando su un link o proseguendo la navigazione in altra maniera, acconsenti all' uso dei cookie. maggiori informazioni

Uso di cookie e tecnologie simili da parte del Comune di Bari



Cosa sono cookie e come vengono utilizzati
Come la maggior parte dei siti internet, Comune di Bari usa file di testo di piccole dimensioni che vengono salvati su computer, tablet o dispositivo mobile dell'utente per registrare determinati dati ogni volta che questi visita o interagisce con il nostro sito.
I nomi e i tipi specifici di cookie possono cambiare nel tempo. Per aiutare l'utente a capire meglio queste regole e l'uso di tali tecnologie da parte di Parliamo Di Videogiochi, di seguito sono riportati alcuni termini con le relative definizioni.
Cookie: piccoli file di testo (formati in genere da lettere e numeri) che vengono salvati nella memoria del browser o del dispositivo dell'utente quando visita un sito o visualizza un messaggio. I cookie consentono a un sito di riconoscere un particolare dispositivo o browser.

Esistono diversi tipi di cookie:
I cookie di sessione scadono al termine della sessione del browser e consentono a Parliamo Di Videogiochi di collegare le azioni dell'utente durante quella sessione specifica. I cookie possono essere disattivati o rimossi usando gli strumenti disponibili nella maggior parte dei browser. Le preferenze relative ai cookie devono essere impostate separatamente per ciascun browser usato, poiché ognuno di essi offre funzionalità e opzioni specifiche.
Tecnologie simili per l'archiviazione di dati: tecnologie che archiviano dati nel browser o dispositivo usando oggetti condivisi a livello locale o archiviazione locale, quali cookie flash, cookie HTML 5 e altri metodi software per applicazioni web. Queste tecnologie funzionano in tutti i browser. In alcuni casi l'uso dell'archiviazione locale non può essere pienamente gestito dai browser, ma richiede la gestione tramite strumenti specifici. Comune di Bari può servirsi di simili tecnologie di archiviazione dati che permettano di garantire la sicurezza del conto dell'utente o per rilevare irregolarità nel comportamento ed evitare accessi non autorizzati al conto dell'utente o per valutare le prestazioni dei siti, servizi, applicazioni o strumenti Parliamo Di Videogiochi. Comune di Bari non usa tali tecnologie di archiviazione dati per adattare la pubblicità nei propri siti e al di fuori di essi al profilo dell'utente.

I termini "cookie" e "tecnologie simili" possono essere usati indistintamente nelle regole di Comune di Bari in riferimento a tutte le tecnologie adoperate per archiviare dati nel browser o dispositivo dell'utente o alle tecnologie che raccolgono dati o che consentono di identificare l'utente nel modo sopra descritto.

Chiudi